Identificación de mercado y su comerialización

Los OMVs exitosos se distinguen por atender un mercado claro y comunican mensajes despejados para lograr accederlo.

Apalancar una base existente de clientes

Donde un OMV esta construido sobre una base de usuarios ó suscriptores preexistentes; selección e comercialización pueden ser sencillo. Supermercados, Aerolineas, compañias de servicios públicos como electricidad ó gas natural, sus grupos afiliados, etc, presentan oportunidades ideales para introducir una extensión a su marca a través de un producto de  telecomunicaciones. Además, aprovechando una distribución preestablecida, su comercialización, facturación y servicios internos de TI, hacen que el negocio de un OMV brinda menos riesgos ni inversiones de mucho capital. Siempre importante es la elección de la red sobre cual vas a instalar su servicio, la final estratégia OMV (de revendedor con su marca propia hasta un OMV completo con facturación y servicio al cliente) y los acuerdos al por mayor con el operador móvil tradicional. Son críticos para el éxito de su OMV.

Un OMV emergente


Igual, no es un fundamental requerimiento tener una base de usuarios preexistente para lograr un OMV exitoso. Entre los más lucrativos de Europa y los EEUU están las empresas solamente dirigidas a una audiencia clara, con una proposición concreta. Por ejemplo enfocando su OMV hacia un grupo étnico ó específico objetivo joven, usando diferentes niveles de publicidad, comercialización o estratégia de precios competitivos; todos ellos han demostrado un crecimiento espectacular.
Un OMV emergente necesita contemplar bien su nicho, conocerlo a fondo, identificar los objetivos, evitar ambigüedad y sobre todo ser eficaz. Los márgenes de un OMV son minúsculas, por eso una costosa estratégia de comercialización hacia el consumidor pocas veces invita la prosperidad del negocio.